Historia de I.P.A

La IPA, la mayor organización policial del mundo, se fundó el 1 de enero de 1950. Desde entonces, su lema en esperanto Servo per Amikeco (Servicio por amistad) ha llegado a mucha más gente de la que se habría podido imaginar.

Arthur Troop Fundador de la Asociación Internacional de Policía

La Asociación se formó porque un sargento de policía de Lincolnshire, Inglaterra, Arthur Troop, deseaba crear un medio de amistad y cooperación internacional entre policías.

Arthur Troop nació el 15 de diciembre de 1914 en Lincoln, Inglaterra, donde pasó su infancia y asistió a escuelas locales. Empezó trabajando como mecánico pero rápidamente se interesó por otras ocupaciones. Cursó estudios en el Ruskin College, Oxford, de Económicas y Ciencias Sociales. En esta época también realizó un curso de 3 años sobre historia rusa. Consiguió una beca para visitar Moscú y Leningrado en 1934. Posteriormente asistió a un curso de dos años sobre agricultura en el Avoncroft Agricultural College, en el Valle de Evesham, Worcestershire.

El 19 de junio de 1936 Arthur ingresó en la Policía de Lincolnshire, donde trabajó en varios departamentos y se especializó en tráfico. Poco después de la Segunda Guerra Mundial, Arthur emprendió la ingente tarea de fundar una Organización Mundial de Amistad para policías. Siempre confió más en la comunicación entre la gente que en las peleas y creía en las cualidades positivas de la amistad. Sin embargo, en esa época, fue considerado un excéntrico y sufrió una oposición considerable por parte de su Jefe de Policía y del Ministerio del Interior.

Servo per Amikeko

Entre 1948 y 1949, se puso en contacto con amigos policías en su país y en el extranjero. En 1949 publicó un artículo en la revista British Police Review con el pseudónimo de “Aytee”. Tras recibir una asombrosa respuesta, Arthur se convenció de que debía proseguir su empresa. La IPA se fundó el 1 de enero de 1950 con el lema en esperanto Servo per Amikeco (Servicio por amistad). Su proyecto de una asociación para el desarrollo de vínculos sociales, culturales y profesionales entre sus miembros, en un entorno sin discriminación alguna por rango, sexo, color, idioma o religión se hizo realidad.

Con la ayuda de los primeros pioneros, trabajó incansablemente para promover la fundación de otras Secciones Nacionales. A pesar de sus inicios humildes, el mensaje de la IPA arraigó rápidamente y pronto se formaron nuevas Secciones en todo el mundo. Rápidamente aparecieron secciones en la mayor parte de Europa occidental, África, América (norte y sur), Asia y Australasia. En 1955, en la primera reunión del Comité Ejecutivo Internacional en París, se convirtió en el primer Secretario General Internacional, cargo que ostentó hasta que renunció a él, en 1966, por motivos personales.

Una vez que Arthur Troop consiguió crear la que se convertiría en la mayor organización policial del mundo, la opinión de las autoridades en relación a la Asociación Internacional de Policía cambió radicalmente. En la lista de Honores del cumpleaños de la Reina, en 1965, se le concedió a Arthur Troop la Medalla del Imperio Británico por su trabajo en la fundación de la IPA. Posteriormente, recibió numerosos galardones importantes del extranjero. Entre ellos se incluyen: un doctorado honorario de Canadá, la Cruz de Honor del Presidente de la República de Austria, y tras la inauguración de la estatua de Arthur Troop en la gran llanura húngara en 1998, el Estado le otorgó la “Espada de Oro de Hungría”.

Al retirarse del servicio policial en 1966, Arthur Troop mantuvo su deseo de ayudar al prójimo. Inició otra carrera en el Departamento de Servicios Sociales de Lincolnshire, como visitador a domicilio para invidentes y de nuevo obtuvo un reconocimiento internacional por su trabajo caritativo proporcionando perros guía. Incluso durante su enfermedad posterior, junto con su mujer Marjorie, continuó dirigiendo el Stamford Blind Club (Asociación de Invidentes de Stamford).

Busto de Arthur Troop en el centro IBZ de Gimborn

Los cambios políticos de Europa del Este provocaron un mayor crecimiento y desarrollo de la Asociación. Como antiguo miembro del Comité Internacional (Junta Ejecutiva Permanente), Arthur asistía regularmente a las reuniones internacionales, en las que se escuchaban y respetaban sus recomendaciones. En el XI Congreso Mundial de 1985, se convirtió en la primera persona en recibir la medalla de oro de la Asociación. En la 26ª Conferencia del Consejo Ejecutivo Internacional, en 1995, se concedió a Arthur el Premio Mundial de la Policía de la IPA.

A pesar de su delicado estado de salud, Arthur se preparó para el Congreso Mundial en el 50º Aniversario de la Asociación, celebrado en Bournemouth en mayo de 2000. Su Alteza Real la Princesa Ana, en la ceremonia de apertura, rindió tributo al “[…] hombre de Lincolnshire, por proseguir de manera inquebrantable la ardua tarea de establecer la Asociación Internacional de Policía mediante el Servicio por amistad”. Y prosiguió: “[…] Arthur Troop se enfrentó a una gran adversidad, aislamiento y desinterés de las altas esferas que nos es difícil imaginar”.

Celebración

El 22 de junio de 2000, Arthur y Marjorie celebraron su 60º aniversario. Desgraciadamente, tras una larga enfermedad, Arthur falleció mientras dormía en la tarde del jueves 30 de noviembre de 2000. Arthur comenzó siendo un sencillo policía británico con un sueño que se hizo realidad al fundar la mayor organización policial del mundo.

Las ideas fundamentales de Arthur Troop siguen vigentes a día de hoy.